martes, 23 de junio de 2009

Pies, queso y vómito, ¿huelen igual?

¡¡Vaya preguntas que hago!! Todos tenemos claro que los pies y el queso bien curado se asemejan. Pero por qué he metido el punto escatológico con lo del vómito?? ¿era realmente necesario? Pues fuera morbos, porque esos tres elementos comparten unas bacterias: bacterias ácido-lácticas que se dan en una sustancia también común: el ácido láctico.

El ácido láctico es una de las trescientos cuarenta sustancias diferentes que emanan de la piel a través del sudor y la mayor concentración del ácido láctico en el ser humano está en los pies. Por otro lado, gracias al ácido láctico se logra que la fermentación de los quesos por medio del Bacillus levolatici sea a largo plazo, es decir, que se añejen. (fuente: ¿Por qué son similares el olor del queso y el de los pies?)

Esas bacterias se encuentran también en el aparato digestivo y son metabólicamente activas en el tracto digestivo y pueden sintetizar proteínas que les permiten adaptarse a las condiciones imperantes en él. (fuente: Response of Lactic Acid Bacteria to the Digestive Environment, de Mater DD, Corhier G.), así que nuestro vómito también huele en cierta medida a queso curado.

Pero la percepción de estos olores (sin estimulación visual) depende de la experiencia que se haya tenido anteriormente con ellos. Me explico, en un documental metieron bacterias de esas en un frasco con ácido láctico, dejando fermentar la mezcla y se la dieron a oler a varias personas. Algunas se alejaban diciendo: “¡qué asco! Es vómito!!!” y otras decían: “mmmmhhhh huele a queso!”

El frasco contenía lo mismo y en la misma cantidad y sólo era el ácido con las bacterias, pero debido a experiencias anteriores de las personas, ese olor les excitaba un recuerdo u otro: el queso que tanto les gustaba o el vómito que en algún momento sufrieron… curiosa la subjetividad de nuestro cerebro. Y es que cuando ha tenido un trauma con un olor y sabe que es malo para nuestro cuerpo nos avisa, ese ¡qué asco! Significa: ¡aléjate! Es lo que ocurre con los olores de excremento o de carne podrida, nuestro cerebro nos defiende de posibles enfermedades asociadas a las bacterias que aportan su olor.

Excel, regreso al futuro

lunes, 22 de junio de 2009

Pirula, Falo y Marica juntos se lo pasaban pipa!

No me ha dado por el humor infantil del caca, pedo, pis... teta!!! Siguiendo con una idea que dejé apartada hace tiempo sobre la variedad lingüística cultural, me acordé de estos nombres propios.

Incluso dentro del mismo país pueden resultar chocantes, ya que se usan por zonas... si buscamos en el diccionario ninguno viene como nombre propio y es más, ni siquiera pirula significa lo que yo creía!

Pirula: según mi concepción del lenguaje por experiencia oral (no reirse) sería un pene y desde mi punto de vista, el de un niño (hay cierta edad en la que no puedes llamar pirula al miembro de un hombre, esa palabra parece que se queda pequeña...)
También puede ser una maniobra imprudente de un conductor: "me hizo una pirula con el coche"
Para mi sorpresa en el diccionario no aparece ninguna de esas:
" 1. adj. El Salv. pirujo (‖ que no cumple con sus deberes religiosos).

2. m. botijo.

3. m. Ar. Perinola pequeña.

4. m. pl. coloq. Ur. Años de edad. Cumplió cuarenta pirulos."


Pero en la zona de Aragón, sobretodo, es un diminutivo de Pilar. De esto me enteré hace poco porque a la tía de mi jefe la llamaban Pirula, por mucho que nos riésemos de él y su inocencia, estaba en lo cierto, es un mobre propio y no un apodo que le pusieron a mala fe.

Falo: este nombre es de la zona de Asturias y de uso muy extendido. Viene de Rafael (esto lo descubrí al documentarme para escribir esta entrada del blog) y también puede transformarse en: Falín, Faluco, Falito o Falón. La cosa es que aquí es de lo más normal y no genera ninguna risita a nadie, ni lo asemejan con su otro significado (el único dado por el diccionario):
"1. m. pene."
Con una simple búsqueda en el google de las palabras falo y Asturias juntas se obtienen calles, restaurantes "Casa Falo", Sidra Falo y toda serie de empresas con ese nombre, si es que da mucho jugo... ups! perdón!

Marica: Al contrario de lo que me parecía (seguramente por su otro significado) es un nombre de mujer y no de hombre. Proviene de María y hasta hubo una santa. También es un apellido (parece ser un futbolista famoso lo llevaba, yo es que de fútbol nada de nada...) y en la actualidad está en bastante desuso.
"(Del dim. de María, n. p. de mujer).

1. f. urraca (‖ pájaro).

2. f. En el juego del truque, sota de oros.

3. m. coloq. Hombre afeminado y de poco ánimo y esfuerzo.

4. m. coloq. Hombre homosexual.

5. m. U. c. insulto con los significados de hombre afeminado u homosexual o sin ellos."


Otros nombres que pueden dar confusiones serían, por ejemplo, el diminutivo de Concepción: Concha o Conchita, que en algunas zonas de latinoamérica puede no resultar apropiado...
Con tantos significados para las mismas palabras, ¡a veces no sé ni cómo nos llegamos a entender!

sábado, 20 de junio de 2009

Lo que la mujer oculta

Hace tiempo me había fijado en un acto de la naturaleza que nos distingue a los humanos del resto de animales (entre otros muchos): el celo.

El celo se refiere al "apetito de la procreación en animales irracionales" y la época en la que éstos sienten ese apetito; mientras que para los humanos es "el período del ciclo menstrual de la mujer en que se produce la ovulación" y de hecho no se usa esa palabra para las féminas.

Todos sabemos que cuando las perras están en celo, los perros del barrio andan como locos, que cuando las gatas están en esa época, por las noches se oye maullar a los gatos...

¿Pero alguien sabe cuándo estamos las mujeres en celo? Esa época en la que andamos pavoneándonos frente a los hombres con ganas de sexo seguro para procrear... la primera parte se da los fines de semana en las discotecas, pero todo hombre sabe que el hecho de que una mujer ande mostrando sus encantos delante suyo no asegura el sexo ni mucho menos. Es más, muchas mujeres andan toda su vida como gata en celo tras los hombres, pero eso no quiere decir que estén ni en época ni en edad de procrear...
Y es que leyendo a Punset, en uno de sus libros: "El viaje al amor", este maravilloso divulgador científico por excelencia me lo descubrió. Como evolución de la especie, las mujeres hemos llegado a ocultar nuestro celo. Una increíble estratagema para que el hombre no sepa con certeza si dejará o no embarazada a una mujer aunque se acueste con ella, ya que sólo unos días del ciclo son fértiles. De esta forma, el hombre, por mucho que tenga sexo con muchas mujeres, no le asegura que ninguna de ellas le dé descendencia para continuar con su estirpe de genes, por lo que se une a una sóla, ya que teniendo sexo continuado con ésta, en algún momento la dejará "preñada". Vaya forma de enganchar a un hombre...
En realidad las hormonas siguen influyéndonos y esos días del ciclo no pasan del todo inadvertidos, tenemos más hambre, más ganas de sexo... pero son cambios que pasan inadvertidos a veces incluso por nosotras mismas.

viernes, 19 de junio de 2009

Manipulación de fuentes de calor. Regla nº 1

No mirar a la tele mientras se plancha!! leñe! parezco nueva...
Consecuencia directa:
Un vestido, por suerte por la parte del forro, con un bonito motivo "pico de la plancha" en calados...

La cosa es muy sencilla, las prendas delicadas se protegen con una tela, en este caso la blanca de la foto y solo hay que colocar la plancha sobre ese lado; un estilo al "pinta y colorea" no tiene más... pero en un sólo segundo que me distraje... y ¡zasca!

domingo, 14 de junio de 2009

A los roedores les gusta el queso

Pues no!! A todos no! Este es el efecto que provoca un simple cacho de queso en mi chinchilla:
video

sábado, 13 de junio de 2009

Sonrisa en los cacharros


Idiotez, tenía los cacharros de la cena anterior secando y al levantarme vi una cara sonriente en ella y me salió una en la mía... y lo peor de todo, que fui a por el móvil para hacerle una foto y que encima lo cuento aquí...
Hay que verle la cara sonriente a las cosas!!

domingo, 7 de junio de 2009

viernes, 5 de junio de 2009

La cebolla, el sudor y el deseo sexual

Existe una relación entre esos tres elementos, aunque no he conseguido demostrarla a ciencia cierta. Estaba buscando componentes químicos en la cebolla y el sudor que se asemejasen entre sí, ya que ¿nunca habéis relacionado el olor a sudor con el de la cebolla? no siempre el sudor huele así, pero en ciertas ocasiones me resultan ambos olores muy parecidos, incluso confundibles.

No encontré componentes químicos semejantes, al menos que se llamasen exactamente igual, porque yo de química sé lo del instituto... así que o me lo llaman todo con los mismos nombres y apellidos o me pierdo.

Parece ser que el sudor está compuesto básicamente de agua (lógico) y en pequeña parte de ácido láctico, sales y urea. Mientras que el componenete principal de la cebolla es un aminoácido y el que nos hace llorar, un ácido sulfúrico...

Así que metiéndome en materias que no conozco iba perdidísima, pero encontré la respuesta a mis plegarias: "Las mujeres huelen a cebolla y los hombres a queso, según un estudio". Sí señor!!! Sabía yo que esto era tema del 20 minutos!! Y es una noticia de febrero de este año, cachis!! se me adelantaron!! poco más y lo descubró yo... que estaba ahí, tras la pista...

He aquí la razón científica que yo no hubiese concluido:

"Al analizar las muestras, el equipo descubrió que el sudor de las mujeres posee una gran cantidad de un compuesto inodoro que contiene azufre. Al mezclarse con una bacteria que suele encontrarse en las axilas, este compuesto se convierte en tiol: un segundo compuesto caracterizado por su olor a cebolla."

Satisfecha mi curiosidad, encontré también dos artículos interesantes: la cebolla como afrodisíaco, usada ya por egipcios, griegos y romanos... y "Los cerebros de las mujeres reconocen y codifican el olor del sudor sexual masculino".Siendo esto así, ¿puede existir una relación íntima entre la cebolla y el sudor, tanto que lleguen a ser afrodisíacos, aunque en primera instancia ambos nos repugnen?

martes, 2 de junio de 2009

La forma elegante de estornudar

Bueno, no hay forma elegante de realizar esa acción fisiológica, la verdad. Pero estoy en época de alergia y me acordé de un documental que vi una vez sobre la manera más higiénica de estornudar... y me pareció un poco guarrada, sinceramente.



Lo normal en personas civilizadas (punto importante) es que tapemos la boca cuando hacemos cosas como toser o estornudar, ya que, aunque según el diccionario "estornudar" es "despedir o arrojar con violencia el aire de los pulmones", todos sabemos que no sólo se va el aire...







Taparnos la boca es muy importante para no duchar al que tengamos enfrente, pero según los médicos/biólogos que hablaban en ese documental, si acto seguido nos lavásenos las manos estaría bien, pero no lo hacemos. Hay gente que usa un pañuelo para amortiguar la caida, aunque hay que tener uno a tiempo y ser más rápido que "Billy el niño" o nos quedaremos a medio camino en la versión antisocial: el estornudo "salvapantallas". Lo llamo así porque sentado frente a un ordenador, realizar eso te deja un monísimo salvapantallas de puntitos multicolor (y es que esas gotitas minúsculas reflectan la luz).






Así pues, la forma higiénica para evitar contagios de gripes de cualquier animal de granja sería la siguiente:







Los codos no tocan bolígrafos, teclados, no dan apretones de manos, ni tocan manillas de puertas, esa es la razón de que sea más higiénico, pero aunque lo sé, no lo hago; la gente no preguntaría "¿por qué te tapas la boca de esa forma?", simplemente pensaría: "jode, qué guarra...".